Yolanda Díaz multa a Glovo con 79 millones por violar la Ley Rider: «El peso de la ley recaerá sobre esta empresa»

Actualizado

El vicepresidente acusó a Glovo de «vulnerar» los derechos laborales de sus trabajadores y de «obstaculizar» la labor de la inspección de trabajo,

La Vicepresidenta Segunda y Ministra de Trabajo Yolanda Díaz en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado martes.JUAN CARLOS HIDALGOEFE

El Vicepresidente Segundo del Gobierno y Ministro de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, informó el miércoles que la inspección de trabajo multó a Glovo casi 79 millones de euros por infringir la llamada «ley del jinete».

Díaz, en declaraciones a la prensa a su llegada a la sesión de control de gobierno en el Congreso de los Diputados, también dijo que procedieron a arregularizar la situación de 10.600 trabajadores de esta empresa, informa Europa Press

La vicepresidenta segunda acusó a Glovo de ‘vulnerar’ los derechos laborales de sus trabajadores y de ‘obstaculizar’ la labor de la inspección de trabajo, que calificó de ‘gravísima’ en el marco del Estado de Derecho, social y democrático, en el que las empresas «deben consentir con ley».

“Estamos ante una auténtica actuación de falsos autónomos y el peso de la ley recaerá sobre esta empresacomo ya ha ocurrido con la Inspección”, advirtió el vicepresidente, según recoge Europa Press.

La vicepresidenta expresa su pecho por la actuación de unos inspectores de trabajo que están muy descontentos con ella precisamente por las condiciones en las que desarrollan su trabajo. Son escasos y mal pagados, se quejan. En las próximas semanas, podrían declararse en huelga para protestar contra Daz.

Glovo se enfrenta ahora a un proceso judicial en el que debe confirmarse esta sanción, lo que presuntamente corresponde a la liquidación de los aportes a la Seguridad Social de los repartidores más otra multa por infringir la ley. Además, al ajustar las contribuciones, asuma que estas 10.600 empleados registrados con derecho a antigüedad.

La compañía es líder en el mercado español de reparto a domicilio, que ha pasado de la puesta en marcha hace un año de la «Ley del Jinete», uno de los proyectos de los que más se jacta Daz. Esta normativa tiene entre sus objetivos la aparición de los trabajadores asalariados que, sin embargo, aparecen como autónomos en las relaciones con las empresas para las que trabajan.

Ya la aprobación del texto divide a los empresarios, que expresaron sus diferencias en CEOE. Por un lado, las empresas nativas digitales de este mercado como la propia Glovo, que piden un trato especial. En cambio, las empresas de reparto de larga data asociadas a la ONU, que ya son tan digitales como las nativas pero tienen empleados, no falsos autónomos, estaban en contra de la discriminación a favor de las empresas de reparto.

Glovo, Uber Eats, Stuart, Just Eat… tuvieron que adaptar su modelo de negocio a la nueva ley o salir del mercado, como hizo Deliveroo, que no ha encontrado la manera de hacer negocios absorbiendo repartidores como plantilla o subcontratando una empresa que los empleara. Salió de España el pasado mes de noviembre con una flota de reparto de hasta 3.800 trabajadores.

Acelerar el retiro de empresas que no quieren cumplir con la ley no fue el único efecto de la “ley compensatoria”. También configuró un marco legal que favoreció la consolidación empresarial. Los costos de entrega con personal contratado cambian la rentabilidad y la relación legal con la fuerza laboral, por lo que las empresas de entrega digital ya no tienen una estructura tan sencilla como suponen. El pasado mes de julio, el grupo alemán Delivery Hero se hizo precisamente con Glovo, valorándolo en 2.300 millones de euros.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.