Uno de cada tres pequeños y medianos empresarios tiene problemas psicológicos debido a la pandemia

Actualizado

El último barómetro elaborado por el Consejo General de Asociaciones de Directores Administrativos también revela que más de la mitad de los pequeños y medianos empresarios tenían pensamientos depresivos en 2022

Interior de una tienda de ropa en Madrid.Javier barbancho

El coste de la crisis sanitaria no solo es económico para las empresas y sus empleados. Según datos publicados en el barómetro del Consejo General de Asociaciones de Directores Administrativos, el 34% de los propietarios de pymes sufre de problemas psicológicos derivados de la pandemia y el 53% tenía pensamientos depresivos como consecuencia de la misma.

“Tiene sentido que esto sea así; de repente, sin previo aviso, se les prohibió el ejercicio de su actividad económica, se encontraron sin ingresos, pero tuvieron que seguir pagando sus pagos ”, dice. Fernando Jess Santiago Ollero, Presidente del Consejo General, en una declaración organización.

En este sentido, el directivo considera que parte de la culpa es de la Administración, que no actuó como debió y cuando debió. “Si bien hemos solicitado reiteradamente que se paralice el calendario fiscal y social, mientras la economía no volviera a la normalidad, nuestra solicitud fue parcialmente atendida y demorada”, denuncia Santiago.

Asimismo, Santiago criticó duramente la entrada en vigor de la ERTE – «un verdadero calvario» – y su recaudación, que causa problemas a 80.000 personas, así como las ICO, que llegaron «a partir de abril» y con «muchos desmentidos para los más pequeños». Todo esto, lamenta, ha obligado a las pymes a recurrir a sus ahorros y a los de su entorno: «Teníamos que consumir bienes personales, tirar familiares y amigos y endeudarnos».

“Muchos empresarios vieron cómo iban a perderlo todo, y la mayoría sintió la incertidumbre de cuándo acabaría esta situación y cómo se recuperarían del duro golpe de la crisis sanitaria”, explica la organización presidenta. Por ello, considera que «no es de extrañar que los empresarios hayan tenido estos pensamientos depresivos».

Desde una perspectiva monetaria, el informe señala que el 30% de las pequeñas y medianas empresas terminarán con pérdidas para el año. Santiago cree que la situación es peor de lo que se transmite: “Al contrario de lo que algunos quisieran hacernos creer, hay muchas empresas, de diferentes sectores, que no han encontrado un nivel adecuado de actividad, tienen serios problemas de solvencia y rentabilidad, y no saben cómo se saldrán con la suya «.

Así, según sus datos, más de 700.000 empresas Están experimentando «serios problemas de liquidez» y muchos no han podido recuperar el nivel de actividad que tenían antes de la pandemia. En el caso de las pequeñas empresas, el margen es aún menor y apenas pueden cubrir los gastos, por lo que Santiago aboga por «dotar de líneas de liquidez a estos negocios». “Es en casa que tiene sentido fortalecer a los bancos con una garantía estatal para otorgarles préstamos, porque para apoyar a quienes recibirán préstamos incluso sin garantías, los únicos que esto fortalece son los propios bancos”, argumenta. .

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.