«Nada de uvas, a las doce ya estábamos muy dormidos»

El equipo español de la Copa ATP, compuesta por Roberto Bautista, Pablo Carreño, Alejandro Davidovich, Albert Ramos y Pedro Martínez, con Tomás Carbonell como capitán improvisado por la baja de Daniel Gimeno Traver a COVID, tuvieron un Año Nuevo diferente en Sydney. De hecho, lo perdieron., porque el partido contra Chile comenzó a las 10:00 hora australiana y a la medianoche todos ya estaban descansando en sus cuartos para enfrentar un compromiso que continuaron brillantemente y sin demasiados problemas.

«Dormimos mucho a la medianoche. Todavía tenemos un poco de jet lag. Cenamos durante el torneo y todo el equipo estaba junto. Pero teníamos que levantarnos muy temprano. Hemos experimentado la uva de España más en la pista ”, dijo a AS Carreño. Y Bautista lo aprobó: «Los experimenté por teléfono con mi esposa y mi hijo, vistiendo los típicos chismes de Año Nuevo. El sorteo empezó muy temprano. Pablo ya estaba calentando a las 8:30, yo a las 9, así que tuvimos que poner la alarma para las 6:30. Nos acostamos muy temprano «.

En cuanto a los respectivos preparativos para llegar a este torneo por países, los ratings fueron levemente diferentes, aunque coincidieron en el aspecto de necesitar jugar más partidos para alcanzar un buen pico de forma antes del Abierto de Australia. “En la pretemporada no pude entrenar tanto como me hubiera costado, pero todavía tenemos tiempo. Para mí estos primeros partidos seguirán siendo de pretemporada y se irán adaptando poco a poco al ritmo de la competición, al ritmo del partido. Siempre es un poco difícil para mí comenzar años, adaptarme al calor de Australia. Pero esta vez estaba jugando cada vez mejor y mi actitud siempre fue buena, lo cual es crucial. En cuanto al partido, lo estaba haciendo mejor y estoy seguro que en los próximos partidos me voy a notar mejor, con menos descaro y más confianza ”, dijo el gijón, que sufrió un poco más de lo que debería tener para remontar. Tabilo.

«Pasó cuatro grandes semanas en casa»

Castellón, que estuvo a un alto nivel ante Garín, explicó su inicio de curso de la siguiente manera: «Después de haber tenido la desgracia de no poder jugar la Copa DavisDebido a una lesión prematura en ese momento, pude prepararme bien y hacer cuatro grandes semanas de entrenamiento en casa. Tengo un buen ritmo para el trabajo duro. Siempre es difícil empezar y hay que ir recogiendo las sensaciones poco a poco («No notaste mucho, eh», lo interrumpió Carreño). Veamos si podemos hacer un buen empate contra Noruega. Veamos si podemos meter el taco «.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.