Kate Middleton y su look en la vuelta al cole de sus hijos


    La duquesa de Cambridge se robó el protagonismo de sus hijos, Jorge, Luis y Carlota de Cambridge, cuando volvió a la escuela. Los hijos de Guillermo de Inglaterra y su mujer retomaron las clases el pasado 8 de septiembre en un nuevo centro: Lambrook, el centro privado al que acudirán este año y que se encuentra cerca de Ascot, en Berkshire. Pero el día anterior, los pequeños y sus padres participaron de la “tarde de adaptación” con sus padres. Como manda la tradición, la tarde anterior al inicio de clases se realiza un acto de bienvenida para los nuevos alumnos y sus familias.

    Los pequeños cambiaron de colegio este año, después del pasado mes de junio El duque y la duquesa de Cambridge han decidido cambiar de domicilio en la residencia Adelaide Cottage, cerca de Windsor, donde reside la reina Isabel II. Y eligieron este centro que está a 15 minutos en coche de su nuevo hogar.

    imágenes falsas

    Algo nerviosos y bajo la atenta mirada de sus padres, Jorge, Luis y Carlota estrecharon la mano del director del centro, Jonathan Perry. Los tres estaban emocionados de comenzar su nueva escuela juntos. Al centro asisten más de 600 alumnos de entre 3 y 13 años y en el aspecto académico, las lecciones duran solo 35 minutos. Otro hecho sorprendente es que los estudiantes se mezclan en grados de habilidad en lugar de edad.

    El duque y la duquesa de Cambridge llevan a sus hijos al colegio

    imágenes falsas

    Más tranquila que sus hijos estaba Kate, quien saludó con cariño al director de la escuela. La duquesa de Cambridge eligió un vestido que, con su color marrón y su estampado de lunares blancos, recordaba a uno de los modelos emblemáticos del cine: uno de los vestidos que luce el personaje de Julia Roberts en «Pretty Woman». El de la duquesa de Cambridge es de la firma Rixo. Es un diseño de corte camisero de estética vintage, confeccionado en viscosa resistente, estampado de lunares, manga tres cuartos y falda plisada, entallado en cintura y cadera. Cuesta 350 €, pero estamos hablando en tiempo pasado ya que actualmente está agotado (aunque puedes unirte a una lista de espera en el sitio web de la compañía y te avisarán cuando vuelva a estar disponible).

    Como complementos, Kate optó por sus salones de ante marrón de Gianvito Rossi y por las criollas de Kiki McDonough Hoops de las que colgaba una perla Annushka.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.