El verano muestra un anticipo de lo que viene

El verano de extremos climticos que le ha tocado vivir a gran parte del planeta ha amplificado la demanda de la comunidad cientfica por acelerar la transicin ecolgica. La ola de calor infinita sufrida en julio y agosto ha puesto en jaque a pases de Europa encargados de liderar ese proceso verde en medio de una grave crisis energtica derivada de la pandemia y de la guerra de Ucrania, a la que es urgente dar solucin sin que eso suponga una amenaza para el medio ambiente.

En esta coyuntura, Espaa, uno de los protagonistas llamados a abanderar la hoja de ruta de la Agenda 2030, ha visto cmo las previsiones ligadas al cambio climtico se han cumplido preocupantemente. Apenas existen precedentes de la sequa actual (un 26% menos de lluvia de lo habitual y los pantanos a poco ms del 35% de su capacidad, segn el Ministerio para la Transicin Ecolgica). Por no hablar de la inusual persistencia de altas temperaturas. De hecho, la Agencia Estatal de Meteorologa (Aemet) ha confirmado este mes que nuestro pas ha tenido en 2022 el verano ms caluroso desde que hay registros (1961), con una anomala media de 2,2 grados centgrados.

Esa tormenta perfecta de calor extremo, humedad relativamente muy baja y vegetacin seca ha sido un caldo de cultivo propicio para la aparicin y propagacin de los voraces incendios forestales que se han registrado en diversos puntos del territorio. Ms de 286.000 hectreas han ardido en Espaa en lo que va de ao por estos desastres, segn datos del Sistema Europeo de Informacin de Incendios Forestales (Effis). Esta cifra sita a Espaa en cabeza de los pases con ms superficie calcinada en verano.

Lo ms inquietante de este escenario es que, lejos de parecer una excepcin en el registro histrico nacional, la propia Aemet ha alertado en sus informes de que estos fenmenos climticos extremos sern ms frecuentes en el futuro. A este respecto, Frdric Mertens, profesor y coordinador del grado de Relaciones Internacionales y responsable de ODS de la Universidad Europea, asegura que, en esta lnea, «Espaa tender a ser un pas desrtico en el que empiezan a verse plantas que son naturales de desiertos, como por ejemplo en el sur de Alicante o Murcia. Y eso, con los aos, podra acabar sucediendo tambin en lugares como Madrid«.

AMENAZA ENERGTICA

Antes de que Rusia invadiera Ucrania el pasado mes de febrero, nuestro pas se hallaba inmerso en el debate de la UE sobre un uso eficiente de la energa para frenar o atenuar este problema medioambiental, en base a tres ejes: la descarbonizacin; la transicin ecolgica, con la vista puesta en el agotamiento de los yacimientos de combustibles fsiles, y la obtencin de la independencia energtica a travs de las fuentes renovables. Sin embargo, segn indica Carlos Sol, socio responsable de Energa de KPMG, la crisis energtica acentuada en el continente por el cerrojo ruso a las exportaciones de gas natural «ha puesto de manifiesto la importancia de compatibilizar este objetivo de descarbonizar la economa sin descuidar la seguridad de suministro«.

Precisamente, en la lnea de contener el dispendio de energa en plena escalada de precios, Espaa puso en marcha este verano un plan de ahorro. Un paquete que, entre otras cosas, dispone que edificios pblicos y privados reprogramen la temperatura de sus aires acondicionados, apaguen sus escaparates por la noche y se incremente la frecuencia en la revisin de las calderas para detectar posibles ineficiencias.

Ahora bien, en clave medioambiental, estas medidas son, a juicio de Mertens, «ms bien soluciones cosmticas, ya que es un problema de gran complejidad«. Y aade que, si bien este ahorro energtico puede ir en la direccin adecuada, una vez terminado el conflicto de Ucrania «esto solo se quedar siempre y cuando, despus de un invierno duro, llegue otra sequa grande«.

El problema, segn subraya, es que esta crisis «genera tal obsesin para Europa a nivel econmico y poltico que el tema medioambiental ahora est en segundo plano». Ante este panorama, Sol comenta que en las ltimas semanas han surgido «reflexiones sobre la importancia de las tecnologas de respaldo, como es el gas natural, o la contribucin de la energa nuclear que estn reabriendo el debate del papel que deben jugar en este proceso de transicin». De hecho, los pases ms amenazados por los cortes en el suministro de gas, como Alemania, estn intentando alargar la vida del carbn y las centrales nucleares de manera coyuntural, ya que tienen pocas alternativas en el corto plazo.

En el caso de Espaa, Sol considera que su plan energtico para contribuir a los objetivos europeos de 2030 hacia la descarbonizacin «es uno de los ms ambiciosos, con el reto de alcanzar un 74% de energas renovables en la cesta de produccin de electricidad y el impulso tambin de los gases renovables y los biocombustibles».

INFLACIN VERDE

Ahora bien, el trnsito hacia este modelo implica un nuevo desafo: controlar la greenflation o inflacin verde. Durante los ltimos meses, la espiral inflacionista tambin se ha traducido en una escalada de los precios de materias primas necesarias para la transicin energtica, como el estao, el litio o el cobalto. Segn refleja un estudio del Consejo de Energa, Medio Ambiente y Agua, estos recursos se encarecieron entre un 20% y un 90% solo en 2022.

Eoin Murray, responsable de Inversiones de Federated Hermes Limited, considera que «es probable que esta inflacin verde aumente en las prximas dos dcadas a travs de una combinacin de un incremento de la inversin verde y el desequilibrio entre la oferta y la demanda de metales». Y aqu, dice, la duda que surge es «si el mundo se embarca hacia una transicin ordenada, en cuyo caso estar ms cerca en el tiempo, o desordenada, siendo entonces un fenmeno de la prxima dcada».

Mientras se despejan estas dudas, las compaas energticas que operan en Espaa continan acelerando sus iniciativas de transicin verde. Por ejemplo, Iberdrola prev que su potencia renovable instalada ronde los 60.000 megavatios en 2025, con un crecimiento del 55%.

De la misma forma, ha puesto en marcha recientemente proyectos como Francisco Pizarro, la mayor planta fotovoltaica de Europa, construida en Cceres y que «producir energa limpia suficiente para abastecer a ms de 334.000 hogares y evitar la emisin de 150.000 toneladas de CO2 anuales», segn explican desde la energtica.

A su vez, las empresas de gestin del agua tienen un papel capital en Espaa, considerada la huerta de Europa y uno de los pases con mayor estrs hdrico. En concreto, siete de las diez cuencas con ms sequa se encuentran aqu, segn la Agencia Europea de Medio Ambiente.

En este sentido, el grupo Agbar ha intensificado durante los ltimos aos soluciones para maximizar la sostenibilidad en estas explotaciones, que van desde el tratamiento y la reutilizacin del agua con el fin de aumentar la disponibilidad de recursos hdricos a otras que incorporan sistemas de riego inteligente.

Desde esta compaa afirman que su lnea de trabajo va en consonancia con la urgencia de «tomar medidas para preservar los recursos hdricos y dotar de una mayor resiliencia a mbitos como la agricultura, por ser el sector donde se destina la mayor cantidad de agua dulce«.

Tiempo de apostar por hogares ms eficientes

La presin de los precios acorrala a los hogares espaoles. En los supermercados, en las gasolineras, en las compaas de electricidad o gas… Y las previsiones de los economistas no auguran grandes esperanzas. Recientemente, el Consejo General de Economistas (CGE) adverta que Espaa podra entrar en recesin con el invierno.

Ms prdida de la actividad econmica? Acabamos de despedir agosto con una tasa de variacin anual del ndice de Precios al Consumo (IPC) del 10,4%. Llenar el carro de la compra o el depsito del coche se est haciendo cuesta arriba y ahora, cmo afrontar los prximos meses?

Con el objetivo de preparar nuestros bolsillos y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU para proteger el planeta, los expertos lanzan algunas recomendaciones de fcil alcance para empoderar nuestros hogares. Cmo? Integrando nuevas rutinas para lograr viviendas lo ms sostenibles posible.

Por ejemplo, con el uso de bombillas LED. No solo suponen un ahorro del 80% respecto a las convencionales, sino que al no contener mercurio o gases contaminantes, su valor ecolgico es ms alto. Adems, su vida til es ms extensa, situndose incluso por encima de las 40.000 horas. Las incandescentes aguantan una media de 1.200 horas.

Se trata de contaminar menos, aprovechando ms la energa y el agua, reduciendo y reciclando residuos y utilizando el mayor nmero de materiales sostenibles al amueblar o construir la vivienda.

Reciclar, reducir consumos y reutilizar. Tres normas bsicas en un hogar sostenible, as como no comprar lo que no se necesita, guardar las sobras en un recipiente de vidrio (nada de plstico, pues segn un informe ser responsable del 20% del consumo del petrleo global en 2050), usar bolsas de tela o comprar productos orgnicos.

La marca Ecohome da precisamente respuesta a esta ltima recomendacin. Basndose en su «poltica zero waste y reutilizando los desechos del proceso de fabricacin», su lnea de artculos ecolgicos para proteger el hogar Tatay pone en al mercado «soluciones duraderas en las categoras de menaje, ordenacin y bao» elaborados con materiales 100% reciclados y a la vez, los productos son reciclables. Tambin debe interiorizarse que, a la hora de comprar, sea cual sea el gnero, conviene elegirlo sin pesticidas ni fertilizantes qumicos.

De la misma manera, para evitar la contaminacin y el gasto del consumo fantasma, los expertos recomiendan no dejar aparatos electrnicos encendidos si no se estn utilizando ni tampoco los cargadores enchufados. «Igual que apagamos el interruptor al salir de una habitacin, tambin el router mientras dormimos», argumenta Sonia Hernndez-Montao Bou, experta en arquitectura saludable.

Aparte, preste atencin a sus electrodomsticos y, al comprar uno nuevo, escoja entre aquellos que vayan acompaados de etiquetas energticas A+, A++ o A+++. Lo notar en su factura de la luz.

Las ventanas de doble vidrio o el correcto aislamiento de las fachadas de los edificios son otras dos opciones eficaces y eficientes con el medio ambiente y el ahorro del bolsillo.

PANELES SOLARES

La instalacin de paneles solares se postula como otra alternativa de tendencia. Frenan la contaminacin, son fuentes de potencia inagotable y consiguen un ahorro promedio del 50% en el consumo energtico. Y si se cuenta con bateras de almacenamiento, se puede alcanzar un 85%.

«Cada vez hay ms sistemas de autoconsumo familiar y plurifamiliar que acaban reduciendo el coste de las facturas, aunque suponen una inversin inicial que en la actualidad cuenta con ayudas de los fondos europeos Next Generation EU», seala Hernndez-Montao. «Lo ideal es autoproducirnos energticamente y no depender de un mundo globalizado».

Pensando en el verano, la especialista recuerda que «los aparatos de aire acondicionado son antisolidarios y antieficientes. Enfran el aire de la casa mientras calientan el de la ciudad […] Es mejor usar los ventiladores«. Y de cara al invierno, Hernndez-Montao hace hincapi en la aerotermia, pues permite tener calefaccin, refrigeracin y agua caliente con facturas de luz y gas ms reducidas.

En palabras de Santiago Chivite, director general de Imagina Energa, «las ltimas noticias sobre el precio de la electricidad impulsan el avance de las energas renovables. Ahorro y sostenibilidad son ahora preocupaciones del consumidor espaol que piensa que est pagando ms de lo que debera en su factura de la luz (58%) y busca alternativas ms respetuosas con el medio ambiente».

La movilidad ecolgica necesita un empujn

Est difcil, pero es posible el despegue del turismo electrificado en Espaa el ao que viene. Empezamos por la conclusin antes de dar los argumentos. Que el lector juzgue al final. La evolucin espaola en la electrificacin del parque mvil es constante, aunque de momento demasiado lenta para cumplir los objetivos de emisiones exigidos.

Siguen dominando los coches viejos o muy viejos, la media es de 13,5 aos de antigedad, con propulsiones de combustin interna disel o gasolina tres veces ms contaminantes que las de coches con el mismo carburante recin salido de la factora en 2022. Entonces es disparatado pensar que se pueden cumplir los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energa y Clima (Pniec) 2021-2030? Difcil, s, aunque no imposible.

En este asunto hay zonas ms luminosas que otras. Entre enero y agosto, segn la patronal de fabricantes de vehculos, Anfac, se han vendido 48.008 turismos electrificados, un 40% de los 120.000 situados como objetivo a finales de diciembre. El retraso es menor del que se atribua Anfac en junio, segn los datos del Barmetro de la Electromovilidad que elabora cada trimestre y public la semana pasada. Entonces, el porcentaje de vehculos electrificados vendidos estaba en un desesperante 31,8%, un total de 38.127 unidades. Agosto fue un mes provechoso, con 4.127 turismos electrificados entregados: 1.401 propulsados solo por batera, y 2.773 hbridos enchufables, con una autonoma elctrica limitada y un motor trmico casi siempre de gasolina.

VASO MEDIO LLENO

Ms luces. «El objetivo de 250.000 vehculos elctricos previsto por el Gobierno en 2023 se va a superar con facilidad, pues a estas alturas ya contamos con ese parque, incluyendo toda tipologa de vehculos matriculados de batera e hbridos enchufables. El gran reto pasa por alcanzar los cinco millones de unidades en 2030, a ocho aos vista», afirma Arturo Prez de Lucia, director general de la Asociacion Empresarial para el Desarrollo e impulso de la Movilidad Elctrica (Aedive). Argumenta su optimismo en la geopoltica (los problemas en el suministro de petrleo), «que pone de manifiesto el valor del vehculo elctrico no solo como instrumento de movilidad sostenible, sino tambin de eficiencia energtica«.

Los fabricantes estn ms preocupados, porque han realizado ingentes inversiones. «Estn comprometidos», afirma Flix Garca, director de Comunicacin de Anfac. «Solo basta mirar la gama de modelos de cada marca: hay 200 versiones de modelos electrificados disponibles hoy en el mercado».

LA PREOCUPACIN

La preocupacin proviene no solo de los datos objetivos del citado Barmetro, sino de las barreras que todava se encuentran los posibles compradores de vehculos o los que quieren instalar puntos de recarga. «Para saber si 2023 es el ao definitivo para dar un impulso serio a la electrificacin del parque de vehculos», contina Garca, «sera conveniente contar con un mapa oficial de puntos de recarga, saber en qu estaciones va a haber un poste; que un punto de recarga en la va pblica funcione en un plazo mximo de seis meses; eliminar la obligacin de declarar en el IRPF las ayudas del Plan Moves III y simplificar sus trmites. Falta acelerar la infraestructura de recarga y hacer ms efectivas las ayudas pblicas», concluye.

En esta lnea, el director general de Anfac, Jos Prez-Tafall, indicaba al publicar los aceptables datos de agosto la necesidad de «generar un marco que haga del electrificado una opcin atractiva, segura de uso y accesible para el usuario».

TRABAJO CONJUNTO

Prez de Lucia reconoce «problemas como la concesin de licencias y permisos, algo que ya se est trabajando para resolver en el grupo de trabajo de infraestructuras que ha puesto en marcha la Secretara de Estado de Energa, junto con asociaciones del sector y gobiernos regionales». El responsable de Aedive aade la importancia de que «se aplique una rebaja temporal del IVA como va rpida de aplicar ayudas en la compra», una peticin recurrente a la que el Gobierno ha hecho odos sordos hasta la fecha. «Proponemos que el vehculo elctrico reciba el mismo tratamiento fiscal del que ya goza la rehabilitacin de viviendas», demanda.

«Desde Anfac, esperamos que el Gobierno se implique en acelerar el establecimiento de unos objetivos vinculantes tanto en materia de infraestructura de recarga como en la penetracin en el mercado de vehculos con enchufe. Si el Ejecutivo se ha comprometido a acortar al 1 de enero de 2035 la prohibicin en Europa de coches que emitan gases contaminantes, tiene que actuar con ms agilidad en pro de la electromovilidad«, concluye Garca.

EL COCHE COMPARTIDO

Mucho ms lleno est el vaso que sostiene Javier Mateos, CEO de Zity by Mobilize, la compaa de movilidad compartida. «En muy poco tiempo estamos viviendo evidencias claras del cambio climtico, limitaciones de movilidad durante la pandemia y una crisis energtica que est disparando la inflacin. El cctel actual nos exige un uso racional de los recursos disponibles. No hay otra opcin. Y es un hecho que 2023 ser un ao clave para el despegue del vehculo elctrico. Las ventas de este tipo de vehculos se multiplican, ya que las barreras de desconocimiento y limitaciones han desaparecido gracias, entre otros, al uso masivo de coches elctricos en servicios como el de Zity.

El redactor jefe de Carwow Espaa, Mario Garcs, matiza: «2023 ser un ao de transicin hacia la electrificacin con un salto potente en ventas, dada la gran cantidad de novedades que el sector ha presentado durante 2022. Los conductores y la oferta comercial han madurado ms en el ltimo ao que la infraestructura de carga, actual taln de Aquiles de la movilidad elctrica».

Arranca la cuenta atrs para salvar los ocanos

Generan ms de la mitad del oxgeno que se respira en el planeta, ayudan a regular la temperatura y absorben anualmente un 26% de las emisiones de dixido de carbono. A esto hay que sumarle que proporcionan puestos de trabajo a entre un 10% y un 12% de la poblacin y aportan, segn el Informe Sofia de la ONU, el 20% de la protena animal que consumen unas 3.200 millones de personas.

Este resumen estadstico remarca la importancia de los ocanos y toda su biodiversidad, tanto a nivel medioambiental como econmico. Pero su situacin ahora mismo es crtica y no podrn realizar estas funciones de forma ptima salvo que se produzca un giro radical y se apliquen polticas para su proteccin. Algo que en 2022 se incluy en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS 14) en su Agenda 2030 y que ahora se ha convertido en una emergencia, pues el tiempo juega en contra de los ocanos.

«Solo est protegida un 3% de la superficie ocenica y esto lleva ya siendo as muchos aos. El objetivo es llegar al 30% en 2030 y ya parece que vamos con much retraso», apunta Celia Ojeda, responsable de Biodiversidad de Greenpeace.

Otros expertos, como Cristina Snchez, directora ejecutiva de la Red Espaola de Pacto Mundial de las Naciones Unidas, manejan informes ms favorables, aunque an lejos de la meta: «En 2022, la cobertura de las reas marinas protegidas (AMP) a nivel mundial represent un 8% de las aguas costeras y los ocanos, y se espera que aumente debido a las recientes designaciones de AMP, acercndose al 10% de lo que requieren los ODS.»

Pero, ms all de las previsiones, como indican los informes de esta organizacin, alrededor del 55% de las reas en las que se acumula mayor biodiversidad ocenicas se encuentran desprotegidas. Un problema acentuado por el cambio climtico y el aumento progresivo de las temperaturas en los ltimos aos.

«Algunos cientficos han comenzado a sacar conclusiones y notan ya que las altas temperaturas estn afectando a la reproduccin y a la fijacin del terreno de plantas acuticas como el coral o la posidonia. Si ese hbitat se destruye, dejar de existir esa barrera protectora para otras especies tanto animales como vegetales y habr problemas serios de oxigenacin, opina Ojeda.

«La saturacin de plsticos, la sobrepesca y la eutrofizacin [aporte excesivo de nutrientes inorgnicos] de las aguas por los vertidos de las actividades agrcolas han situado los niveles de acidez en mximos histricos», agrega Snchez. «Esto ha provocado que un 90% de las grandes especies martimas de peces queden mermadas y el 50% de los arrecifes de coral, destruidos«.

IMPACTO ECONMICO

El crecimiento mundial podra verse afectado seriamente por esta catstrofe medioambiental. Isabelle Juillard Thompsen, fund manager de DNB Future Waves, fondo de inversin noruego vinculado a la sostenibilidad, remarca la importancia de los ocanos en este aspecto: «Segn un estudio reciente del Centro de Sostenibilidad de Cambridge, casi la mitad del PIB mundial depende de la naturaleza, dentro de la cual el ocano ocupa una parte importante«.

A su vez, esta experta resalta su futuro potencial: «La OCDE estima que la economa azul puede crecer hasta dos veces ms rpido que la economa mainstream, y podra llegar a contribuir con hasta dos billones y medio al ao, lo que es bastante significativo».

Espaa, dada su situacin geogrfica y sus cerca de 8.000 kilmetros de litoral, es uno de los pases ms afectados por esta situacin. Los datos del Pacto Mundial de la ONU indican que las actividades vinculadas al mar emplean a ms de 691.000 personas y generan cerca de 23.000 millones de euros de valor agregado bruto.

«El aumento del nivel del mar causado por el calentamiento global, por ejemplo, podra hacer que en el ao 2050 las costas espaolas tengan un metro menos de playa. Esto afecta a las edificaciones y los negocios que estn a pie de mar», aclara Snchez.

Dada la urgencia que requiere un caso como este, cuesta entender que los estados que integran la ONU no hayan conseguido todava llegar a un acuerdo para blindar los ocanos. Ojeda seala dos escollos principales por los que no se ha llegado al consenso total: «La nula intencin de algunos pases de terminar con la sobrepesca y la gestin de los recursos genticos de los ocanos, como la minera en los fondos marinos«.

Tal como apuntilla Thompsen, firmar un tratado internacional se complica an ms, dado que «el 60% del territorio ocenico son aguas internacionales fuera de las jurisdicciones estatales y el actual conflicto de intereses entre potencias como Rusia y Estados Unidos«.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.