El Municipio respeta el procedimiento del copero

Dos platós con dos realidades muy diferentes. En la tercera ronda de la Copa FA, cuando los mejores equipos de Inglaterra ingresan a la competencia, el vigente campeón de la Premier League visitó el pasado verano un club al borde de la desaparición. Mientras los mancunianos reforzaban su plantel para intentar un nuevo asalto a la Champions League, el Swindon Town buscaba la forma de hacerlo. Con la llegada de un nuevo dueño se inició la construcción de un equipo que debía evitar el declive del fútbol. Tarde, con el curso ya empezado, pero satisfactoriamente. A estas alturas de la campaña luchan por el ascenso a tercera división. Con un juego vistoso que se centra en el dominio del balón.

Su entrenador, Ben Garner, avisó que no cambiarían sus principios pese al rival. No tuvo opciones ante un equipo, el City, que llegó a tener hasta diez internacionales en el once inicial. Rodolfo Borrell lideró a la celeste tras los positivos por COVID-19 de Pep Guardiola y Juanma Lillo. A la media hora ya ganaban 0-2 tras dos errores al intentar sacar el balón desde atrás. Cole Palmer entró al área tras una buena maniobra para dejar atrás a sus dos y ofrecer el balón a Bernardo Silva, que marcó a su antojo. Un mal pase provocó que Gabriel Jesús se hiciera con el balón tras un mal saque de puerta local, y detrás de una pared con Kevin De Bruyne resolvió el empate. Falló un penalti en la segunda parte, pero Ilkay Gündogan ya había marcado el tercero con un libre directo desde la frontal. Con efecto, junto a la barrera y ajustado al poste. El joven Cole Palmer terminó una actuación fantástica con su primer gol en la Copa FA después de que Harry McKirdy anotara el punto de honor para Swindon Town.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.