Beneficios de leer un cuento por la noche

Aunque nos sorprendamos y pensemos que leer un cuento hasta los dos o tres años no trae ningún beneficio, porque no entienden lo que les leemos y apenas le prestan atención, «La realidad es que puedes empezar a leer un cuento a partir de los 6 meses o incluso antes». Lo es, explica la experta, “porque la voz suave de los padres les da seguridad y favorece la conexión entre padres e hijos, ayudándoles muchas veces a calmarse”.

Es más, no merece la pena leerlo rápido para ahorrar tiempo, porque lejos de conseguir todos los beneficios descritos, “provoca el efecto contrario”. Es importante disfruta de este momento de intimidad desde temprana edad y fomenta la lectura temprana, porque «no se pueden tener niños lectores si no se les ha animado con el ejemplo y desde pequeños». Por eso, queremos recomendarte algunos de nuestros favoritos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.